Para Fertinisol cada año es una nueva meta: Este 2020, Leguminosas y Oleaginosas

Las leguminosas de grano representan un recurso alimenticio de gran importancia nutricional por su elevado contenido de proteínas, hidratos de carbono complejos y bajo contenido en grasa, características que las hacen adecuadas para dietas que requieran una baja respuesta glucémica; además, constituye una fuente alimenticia de menor costo en comparación con los productos de origen animal como la carne, el pescado y el huevo. 

Las leguminosas, en sus distintas especies y variedades caraotas negras, frijoles, quinchonchos, lentejas, arvejas, entre otras, junto con el maíz, el arroz y la yuca, han constituido uno de los componentes más importantes en la alimentación del pueblo venezolano a través de la historia. Podemos decir que las leguminosas, están enraizadas en la cultura venezolana más allá de lo meramente gastronómico, pues constituyen parte fundamental de la identidad de las poblaciones populares urbanas, campesinas e indígenas.

Gran parte de la producción está en manos de pequeños y medianos productores. Sin embargo, en el país se desarrollan sistemas de producción con uso intensivo o medio de tecnología y son utilizados como cultivo de rotación por buena parte de los productores empresariales.

Organización FERTINISOL VEN está convencida “Las leguminosas son base fundamental para la seguridad agroalimentaria en Venezuela” debido a que presentan como características, una amplia adaptación a suelos y climas poco favorables; al mismo tiempo, juega un papel importante en la rotación de cultivos por su capacidad de fijación biológica de nitrógeno, gracias a la relación simbiótica con diversas rhizobacterias.

Por lo anterior, desde la Organización FERTINISOL VEN vemos a las leguminosas enmarcadas en un sistema anual de siembra cereales-leguminosas por los amplios beneficios económicos, ambientales y sociales que aportan a la agricultura. Percibimos gran oportunidad en el auge que han tenido en los últimos años, cultivos como el frijol chino en los principales estados agrícolas del país, Portuguesa, Anzoátegui y Monagas, para empujar, de la mano de la tecnología MAP-Fertinisol el progreso de las leguminosas en Venezuela.

Las oleaginosas son el futuro de la agricultura en Venezuela

La soya es la principal especie oleaginosa del mundo, ya que es la primera fuente de aceite vegetal para consumo humano. Además, es la mayor fuente de proteína en la elaboración de alimentos balanceados para animales (ABA). Es un cultivo cuyo centro de origen es Asia oriental, sobre todo China, desde donde se extendió a Europa y América en el siglo XVII. Actualmente está considerada como uno de los principales “comodities” agrícolas del mundo.

La soya hoy en día es la fuente proteica más económica a nivel mundial, pudiéndose utilizar para el consumo humano y para el consumo animal. Su alto contenido de proteínas y su excelente balance de aminoácidos, comparables a varias proteínas de alta calidad de origen animal, permite considerarla como ingrediente fundamental para mejorar la dieta de la población y como un componente irremplazable en el sector ABA.  Gracias a estas y otras bondades, es un cultivo sumamente importante para la siembra y posterior procesamiento, que permite obtener una amplia gama de productos para la comercialización como el grano, aceite desodorizado, harina de soya, entre otros.

En Venezuela el sector agroindustrial que utiliza la soya (grano, harina o aceite crudo) como materia prima en la producción de alimentos, para el consumo humano o animal, se ha caracterizado por ser un importador neto de este rubro; situación que ha impactado en los niveles de siembra de la soya en nuestro país.

Según datos de la FAO (FAOSTAT, 2016) Venezuela necesita alrededor de 1.700.000 toneladas de soya, que si queremos producirla en nuestro territorio se requiere sembrar más de 1.000.000 hectáreas. Esto es muy importante ya que además de las necesidades por el grano de soya, éste es un cultivo excelente para la rotación de los campos, especialmente alternando siembra de soya con siembra de maíz u otro cereal, lo cual favorecería sustancialmente a estos últimos desde los puntos de vista sanitario por el rompimiento de los ciclos de malezas, enfermedades e insectos plaga, así como del enriquecimiento de los suelos con nitrógeno.

En los últimos dos años importantes asociaciones de productores de los Estados Portuguesa, Guárico y Monagas, de la mano de universidades, centros de investigación, fundaciones y la empresa privada, están haciendo grandes esfuerzos por promover el cultivo de la soya en Venezuela.

 

En este contexto, la organización FERTINISOL VEN, consiente de la importancia y del potencial que tiene el cultivo de la soya en nuestro país, no solo ha dirigido su mirada hacia esta oleaginosa, sino que está enfilando toda su artillería técnico-científica y financiera en pro del desarrollo de la soya, pues es un cultivo que encaja en nuestra filosofía al cumplir rol importante en la rotación de cultivos, disminución de fertilizantes granulados, plaguicidas alto performance tecnológico.

 

 Click aquiProtocolo Cultivo Caraotas

Oficina Administrativa: Av. República Centro Parque Los Leones, piso 10 oficinas 10-D. Barquisimeto, Estado Lara, Venezuela. 

Dirección Factoría: Av. Intercomunal Barquisimeto – Acarigua Km 30 Local Galpón 3 N° S/N Zona Centro Industrial, Sarare, Estado Lara, Venezuela.

         Empresas del Grupo